COMPROMISO CON LA SOCIEDAD
 
 
     

El principal compromiso de GRUPO PHI con la sociedad es desarrollar de forma responsable y eficiente su actividad de negocio. Parte de este compromiso se materializa con el apoyo económico y logístico de iniciativas sociales, culturales y deportivas, llevando a cabo acciones que ayuden a cubrir las necesidades sociales de las comunidades donde están presentes.

En el ámbito deportivo es de resaltar la íntima colaboración de GRUPO PHI con equipos y asociaciones deportivas, pues creemos en el deporte como impulsor de algunos de los más loables valores del ser humano, tales como el esfuerzo, la sana competitividad y el afán de auto-superación en el marco del juego limpio y la fraternidad, todos ellos fundamentos extrapolables al ámbito empresarial.  El club GP Phi Polideportivo cuenta con el apoyo de nuestro colectivo empresarial, resultando de esta relación durarera uno de los conjutos más conocidos del panorama popular. 

ENLACE A SITIO WEB GP PHI POLIDEPORTIVO 
Además, nuestro grupo colabora activamente en diversas campañas de solidaridad, demostrando con hechos el afán por aportar recursos a los más necesitados.

EVENTOS SOCIALES
INFORMACIÓN DEL SECTOR

MÁS

Menu
Limpieza de vinos y mostos. Filtración y Clarificación:
 
La limpieza de los vinos, ya sea mediante métodos físicos o con la ayuda de coadyuvantes o clarificantes, es de vital importancia para la correcta evolución organoléptica de estos, así como para aumentar de forma sustancial su vida útil. 
 
 
Los tratamientos de filtración y/o clarificación tienen por objetivo no sólo eliminar materia indeseable desde el punto de vista visual-organoléptico, sino eliminar microorganismos perjudiciales, generalmente vinculados a esta materia orgánica, los cuales forman los popularmente conocidos como “posos”: desde levaduras que puedan dar paso a fermentaciones secundarias indeseables, bacterias acéticas, que pueden favorecer el picado acético, hasta algunos hongos como el Brettanomyces que generan metabolitos aromáticos secundarios indeseables: aromas a húmedo, cuero, animal…
 
>Limpieza de Mostos: ya desde el momento en que se introduce la uva en bodega, comienzan a realizarse diversas operaciones de separación o clarificación, las cuales tienen por objetivo eliminar fracciones más propensas a acumular microorganismos perjudiciales en el desarrollo adecuado de la fermentación; es el caso de las primeras “burbas” o lías frescas en mostos de vinificación en blanco o rosado, siendo diversas técnicas las encargadas de eliminar estas primeras fracciones:
 
-Decantación estática: es el método tradicional, generalmente acelerada con el uso de coadyuvantes como bentonitas y la aplicación de frío industrial, que además ralentiza el comienzo de la fermentación alcohólica para que la decantación sea más efectiva. En esta técnica, los rendimientos son bajos, el coste energético elevado y exige un manejo minucioso del decantado en la separación del mosto limpio
 
 
-Flotación: es una propuesta más rápida que la decantación estática y la separación centrífuga. Presenta los mejores rendimientos en tiempo-fracción separada, si bien exige de manejar un producto muy complejo en bodega, como son las “espumas”, y exige de forma imprescindible el uso de un coadyuvante de flotación (gelatinas)
 
 
 
-Centrifugación: es la técnica más automatizada y simple, sin gasto alguno de coadyuvante de filtración y sin manejo de productos de descarte complejos, si bien en esta primera fase de limpieza de mostos los rendimientos son bajos y suele requerir una pre-decantación para eliminar los sólidos problemáticos (hollejos y pepitas)
 
 
 
 
Es por todos conocido que una limpieza adecuada del mosto en esta primera fase, tendrá como resultado:
 
*Fermentaciones alcohólicas más controladas
*Mejores implantaciones de las cepas de levaduras inoculadas, en el caso de su empleo
*Menor oxidación (la materia orgánica es un catalizador en la oxidación de blancos y rosados), una eficaz limpieza de los mostos produce mostos con menores tonos de pardeo y por tanto vinos con menor sensación
 
En definitiva, un vino resultante más cercano al perfil organoléptico buscado y más reproducible de una campaña a otra.
 
 
 
>Limpieza de vinos: una vez finalizada la fermentación alcohólica, y con el vino terminado, la materia sólida responsable de la “suciedad” del vino recibe como nombre genérico “lía”, estando formadas éstas mayoritariamente por restos de levaduras muertas del proceso de fermentación y el resto de materia orgánica no eliminada en primeras fases. Obviando elaboraciones peculiares que tengan por objeto aumentar el volumen en boca de los vinos, aun reduciendo sensaciones aromáticas varietales (las llamadas “crianzas sobre lías”), lo ideal en la obtención de vinos con perfiles “afrutados” es una rápida y eficaz separación de éstas. En cualquier caso, y hoy en día, la limpieza de los vinos se ha convertido en imprescindible ante la mayoría de vinos y diferentes métodos de elaboración por la seguridad alimentaria que dota al producto; las técnicas principales son las siguientes:
 
-Clarificación estática con coadyuvantes: su objetivo principal no es una limpieza eficaz, sino la eliminación de sustancias en suspensión únicamente eliminadas por medios químicos. Es el caso de la eliminación de proteínas en blancos mediante arcillas (bentonitas) o reducción de aromas “evolucionados” o astringencias (mediante gelatinas), por tanto, su capacidad eliminadora de materia en suspensión es baja. En muchos casos, esta clarificación estática se emplea en fases previas a la fermentación alcohólica (sobre mostos) para evitar su empleo posterior en vinos terminados y no generar grandes mermas organolépticas una vez desarrollados los aromas secundarios.
 
Para su correcto funcionamiento es imprescindible una minuciosa homogenización entre el clarificante y el vino, siendo las opciones principales para llevar a cabo la homogenización:
 
*Remontado con bombeo: Es la técnica tradicional, requiere realizar una instalación.
*Agitadores laterales en depósito: Es la técnica más simple, automatizable y que genera mejores resultados pues anulamos completamente la entrada de aire al depósito, y reducimos posibles oxidaciones.
 
 
-Centrifugación: es la técnica más simple (por automatizable) y rápida en primeras fases de limpieza del vino, presentando los mejores resultados en limpieza de vinos muy cargados de materia (vinos prensa o de descube temprano). Tanto es así que permite incluso las paradas de fermentación en mostos en procesos. Es también muy eficaz en tintos previo a la fermentación maloláctica, pues reduce en gran cuantía el número de bacterias acéticas, las actúan paralelamente a las bacterias lácticas durante esta fermentación maloláctica, generando una acidez volátil inferior al termino de la misma entre vino centrifugado y sin centrifugar. 
 
 
 
-Filtración: tienen por objetivo eliminación de materia en suspensión y reducir la turbidez del vino, sin embargo requieren el uso de un elemento filtrante auxiliar (desde medios no absolutos como las tierras en desuso por su baja practicidad y elevado daño medioambiental o las placas) , hasta medios absolutos, en los que el producto en salida presenta siempre el mismo nivel de limpidez o turbidez, es el caso de los cartuchos o las membranas en caso de la filtración tangencial. Con esta filtración absoluta se puede llegar a niveles de limpieza esterilizante (eliminación absoluta de microorganismos: levaduras, bacterias) 
 
 
>Limpieza-Agotamiento de Subproductos: por otro lado, existe la filtración sólido-líquido; esto es, en masas muy cargadas por sólidos (contenidos en sólidos en torno a los 20-25%), como pueden ser los fondos de decantación, espumas de flotación tras su fermentación, lías, vinos prensa de ciclos largos o prensas contínuas. 
 
Para estas fracciones, habrá que recurrir a otros equipos de filtración o clarificación:
 
-Filtros prensa: Son equipos sencillos, pero de laboriosa descarga del producto agotado, también llamado “torta”, es la masa formada por los sólidos la que genera el efecto de filtración de la fracción líquida saliente 
 
-Centrífugas horizontales (Decanters): emplean la fuerza centrífuga para generar una separación por densidad entre dos materias, de rendimientos elevados y con una buena operatividad.
 
 
 
CONCEPCIÓN EFICAZ. CONCLUSIÓN:
 
Actualmente, la concepción más eficaz, basándonos exclusivamente en términos operativos y de rendimientos productivos, para realizar un proceso continuo de limpieza desde la entrada de la materia prima, hasta el embotellado del producto final en condiciones de garantía organoléptica-microbiológica es la siguiente:
 
-Limpieza de mostos blancos y rosados: FLOTACIÓN
 
-Prelimpieza de vino en rama (finalizada la fermentación): CENTRIFUGACIÓN
 
-Filtración final. Sucesión de CARTUCHOS DE MICRAJE DESCENCENTE hasta la exigencia de embotellado o Filtración tangencial, quedando el cartucho de microfiltración como medida única de seguridad. *Hay que tener en cuenta que la clarificación con objetivo de eliminación de proteínas en blancos y la estabilización tartárica son consideradas técnicas de estabilización, ya que no existen métodos de limpieza que puedan generar dicha estabilización.
 
NOTICIAS RECIENTES
INFORMACIÓN DEL SECTOR

MÁS